© Renée French

Renée French
Renée French vive con su marido, Rob, en una casa beige de California. El mejor regalo de cumpleaños que le hicieron cuando era niña fue una gigantesca caja de material de pintura. Confiesa que de pequeña hacía novillos para poder pasarse el día pintando, cosa que, de hecho, es precisamente lo que hace ahora que es mayor. Reconocida por sus cómics tanto para adultos como para niños, entre los que destacan H Day, Micrographia y The Ticking, ha sido nominada como mejor artista para los premios Eisner, Ignatz y Harvey. Igual que a Polario, siempre le han gustado los helados azules. Para las hormigas de este libro se inspiró en las que viven en su vecindario: no le cabe duda de que están siempre muy ocupadas decorando algo, en algún lugar.